Seduce la cerveza Montejo en Bélgica

80 sommeliers de Europa certifican su sabor y calidad

 

 

 

 

BRUSELAS, Bélgica (Por Fernando Victoria Ayuso, enviado especial del Diario).— La cerveza Montejo, elaborada en Yucatán, fue sometida a una dura prueba de sabor y calidad a cargo de 80 reconocidos sommeliers de varios países de Europa en Bruselas, Bélgica, sede del Instituto Internacional de Sabor y Calidad (iTQi).

 

Los expertos del iTQi le otorgaron una estrella a la bebida después de hacer una cata a ciegas; es decir, la probaron y calificaron sin saber de cuál se trataba y le asignaron una puntuación que le hizo merecedora de la certificación.

 

¿Ganó algún premio en efectivo? ¿Compitió contra otras bebidas? No. La cerveza Montejo compitió consigo misma y obtuvo el aval del iTQi por su sabor y calidad.

 

CRITERIOS DE CERTIFICACIÓN

 

De acuerdo con Ferrán Centelles Santana, sommelier catalán que formó parte del jurado, los criterios para certificar una bebida se basan en las cualidades organoléicas, una puntuación técnica que considera si el producto le gustará al consumidor, y la calidad.

 

Son cuarto los principales criterios de cualificación:

 

1) Primera impresión, es decir, se prueba, como se diría coloquialmente, de botepronto. Centelles Santana precisa que este criterio equivale a la primera vez que un consumidor prueba una cerveza y, de acuerdo a como haya sentido, disfrutado la bebida esa primera vez, tomará la decisión de volver a elegirla.

2) Olfativo, o sea, si su aroma es agradable a la nariz e invita a tomarla.

3) Gustativo. Su sabor, la sensación que deja en el paladar, la experiencia sensorial en la boca.

4) Opinión personal del sommelier sobre las cualidades de la bebida. Ferrán Centelles opina que la cerveza Montejo es muy intensa.

 

Después de que los 80 jueces hacen la cata a ciegas bajo estos cuatro criterios, envían sus anotaciones a un comité para analizar lo que cada experto opina de la cerveza. Entonces el comité asigna una puntuación que define la certificación.

 

Este año, en su primera participación, la cerveza Montejo obtuvo la certificación sin problemas.

 

En entrevista en el marco de la entrega de la certificación, en el Cercle Royal Gaulois de Bruselas, Centelles Santana explica que por su carácter regional y sus características sensoriales de sabor y calidad, la cerveza Montejo se lleva muy bien con la gastronomía no sólo de Yucatán, sino también de toda Latinoamérica.

Con la certificación, opina, va a destacar más que otras cervezas y conseguirá un alcance mundial. “Es una cerveza que marida muy bien con frituras, platillos salados, picantes y condimentados”, destaca.

 

UNA BEBIDA SOCIAL

“Además, al tener una sensación refrescante puede servir para acompañar una comida o como aperitivo. La cerveza Montejo es una bebida social, ideal para convivir con la familia o con los amigos”.

 

El sommelier Centelles Santana, de la Fundación El Bulli, precisa también que la complejidad aromática de la bebida es muy importante para obtener la certificación.

 

LÍDER EN CATAS

El iTQi es la institución líder dedicada a catar y promover productos alimenticios de sabor superior desde hace 14 años. Su director, Eric de Spoelberch, explica que el jurado está conformado por chefs y sommeliers provenientes de las organizaciones culinarias profesionales más prestigiosas de Europa, como Maitres Cuisiniers, de Francia; la Federazione del Cuochi, de Italia, y la Comunidad Europea de Cocineros Eurotoques, de España, entre otras.

 

Spoelberch asegura que la certificación le permitirá a la cerveza Montejo llegar a más consumidores, pues el iTQi avala su sabor y calidad.

 

También le permitirá obtener con mayor facilidad más distribuidores, incluso en países donde actualmente no se le conoce, pues los potenciales comercializadores tienen —con esta certificación— la seguridad de que la cerveza Montejo es una bebida con un gran sabor, intenso y de calidad que garantiza la aceptación de los consumidores.

 

Rolando Rosales Ramírez y Fernando Guevara López, gerentes general y de Medios y Patrocinio de la Cervecería Modelo, respectivamente, acompañados del chef David Cetina Medina, del restaurante La Tradición, en calidad de embajador de la cerveza Montejo, asistieron a la ceremonia de acreditación en Bruselas.

 

Rosales Ramírez manifiesta su satisfacción por la estrella recibida, pues le permitirá a la cerveza Montejo tener más penetración en el mercado, ya que los potenciales consumidores sabrán que la bebida tiene un sabor avalado por una institución seria y profesional.

 

Por su parte, el chef Cetina Medina se refiere a la cerveza Montejo como un producto que privilegia la tradición yucateca, a fin de preservar su sabor excepcional.

 

Cetina Medina causó sensación entre los asistentes de más de 50 países con una filipina bordada con el cargador del tiempo maya y el Castillo de Chichén Itzá.

 

Original article here.